Algunas consideraciones sobre la Sauvignon Blanc


La variedad Sauvignon Blanc es de origen francés, su lugar de nacimiento se sitúa en el Valle del Loira, y su nombre se traduce como "blanco salvaje". Su historia es centenaria, data del siglo XVI. Algunas investigaciones sugieren que es una de las madres de la Cabernet Sauvignon, y que además tiene vínculos con las variedades blancas Chenin blanc y Savagnin.


Aunque sus orígenes son europeos, se ha plantado en diversos lugares del mundo, donde goza de gran éxito y buena salud, como por ejemplo en Nueva Zelanda, Australia, Chile, entre otras, con unas características diferentes dependiendo de la región.


La Sauvignon Blanc es una variedad aromática y de acidez alta, sus aromas característicos son la manzana verde, la fruta de la pasión, el pomelo y la grosella verde, incluso podemos encontrar aromas como la flor de saúco y el espárrago, pero también destaca por sus notas herbáceas y minerales, como el césped y el canto rodado mojado.


Se trata de una variedad de maduración temprana que se adapta con gran facilidad a los climas frescos, las bajas temperaturas contribuyen a retener sus cualidades expresivas y vibrantes que la hacen tan célebre. En general, los vinos de esta variedad se deben beber jóvenes, cuando sus sabores a frutas todavía son frescos e intensos.


Si bien esta variedad es conocida por sus vinos que abarcan perfiles aromáticos de fruta madura y tropical, existen diferentes técnicas de vinificación para producir estilos de vinos más ricos y con más cuerpo, como el fermentado y/o el envejecimiento en roble, la mezcla con otras variedades o la agitación de las lías.


Los Sauvignon Blanc de las denominación de origen Sancerre y Poully Fumé, en el Valle del Loira, destacan por producir vinos elegantes, sobrios, secos, de acidez alta, que dan aromas a manzana verde y piedras mojadas.


Por otro lado, Malborough, en Nueva Zelanda, gracias a su clima fresco y a sus largas horas de sol, genera vinos de sabores intensos. Aunque en el propósito de ofrecer al consumidor un estilo diferente al fresco y afrutado, una pequeña fracción de vino es envejecida en roble.


Para conseguir vinos menos aromáticos pero con más cuerpo, los Sauvignon Blanc de Margaret River, en Western Australia, por lo general, se mezcla con la variedad no aromática Semillón. También en Pessac-Léognan, en Burdeos, la Sauvignon Blanc se mezcla con la Semillón, además habrá sido fermentados y/o envejecidos, al menos una parte, en roble nuevo, que le aportarán al vino toques tostados y especiados.


Los Sauvignon Blanc de Chile se producen en diferentes valles de su larga geografía, sin embargo, los más importantes son los valles de Casablanca y San Antonio, ambos son contiguos y de similares características en el clima. Los vinos chilenos de esta variedad atraen por sus estilos frescos y de intensos sabores a fruta, también son protagonistas sus notas de mineralidad, su alta acidez, y porque no decirlo, por sus convenientes precios.

¡No te pierdas ni una gota!

© Copa & Cuchara 

2020

Madrid, España